Especial Día del Libro - Edith T. Stone

23/4/15

¡Hola hola! Ya está aquí mi reseña de hoy por el Día del Libro. De entre todos los libros que tengo, he elegido hacer la reseña del menos conocido. A pesar de ser un libro que ya tiene más de una década, de hecho mi ejemplar fue impreso en abril del 2005 en Madrid, no he encontrado apenas imágenes de la portada española (que es más bonita que la original). Así que aquí les dejo la reseña de Jugando con chicos.



Título: Jugando con chicos.
Autora: Alisa Valdés-Rodríguez
Idioma original: Inglés.
Páginas: 493.

Sinopsis:

Marcella es una atractiva e inteligente actriz de televisión permanentemente insatisfecha en busca del papel de su vida; Olivia es una burguesa mamá perfecta atormentada por el recuerdo del horrible incidente que vivió de pequeña en El Salvador y ha escrito un guión de cine; y Alexis es una representante de músicos tan grande como alegre, con mucha clase pero tan escasa autoestima que apenas llenaría un bolso de Prada.

Los Ángeles es una jungla, un lugar donde la maraña de autopistas y la arraigada hipocresía pueden hacer que una chica se sienta muy sola, por maravilloso que sea el clima o bonita la ropa de sus centros comerciales. Con orígenes, estilos y actitudes diferentes, tres mujeres cargadas de sueños intentan abrirse camino, producir una película en Hollywood, y encontrar el amor verdadero.

Opinión:

Alexis tiene orígenes mexicanos aunque vivió y creció en Texas, Marcella tiene orígenes puertoriqueños y franceses, y Olivia es salvadoreña. Y las tres chicas se encuentran viviendo en Hollywood.

La escritora, Alisa Valdés-Rodríguez, también es de México como su personaje Alexis, pero ha vivido en algunas ciudades de Estados Unidos y en el libro aparecen frecuentemente nombres de calles y locales típicos de Los Ángeles. Esto es muy recurrente, sobre todo porque al ser tres protagonistas, la autora debe definir bien la zona en la que vive cada una y hacer referencia constantes a lugares cercanos, precisamente para no perder al lector. Así que por eso no hay problemas.

La historia comienza con Alexis, cada una de las chicas tiene su propio capítulo y luego continúa con Marcella. El personaje de Olivia nos lo introducen desde casi el principio, pero no tiene su propio capítulo hasta más adelante, es la última que nos presentan. De hecho yo pensaba que no lo harían, que sería un personaje secundario y ya está, y me sorprendí cuando leí sobre ella en primera persona. Y de verdad que es totalmente necesario porque es el personaje más complejo del libro, con un pasado que todavía la atormenta y necesitábamos conocer qué era.

Como dice la sinopsis, cada una tiene un estilo y actitud diferente. Quizás con la que más me he sentido identificada ha sido con Alexis, una mujer trabajadora y con un gran sentido del humor, pero acomplejada por sus kilitos de más y envuelta en una relación tóxica con un hombre con el que nunca podría tener un futuro, hasta que conoce a Goyo que pondrá su vida patas arriba.

Goyo también toma una gran importancia dentro de la historia e incluso llega a tener su propio capítulo en el que conocemos un poco más cuáles son sus sentimientos. Goyo viene de Cuba y allí dejó a su familia y al amor de su vida, Caridad. Caridad también tendrá unos capítulos para ella que en realidad son correos electrónicos que la joven cubana le manda a su enamorado. 

Creo que la historia de Alexis es la más interesante, la que nos da un baño de agua fresca después de leer sobre la triste vida de Olivia o la alocada vida de Marcella que puede llegar a dar dolor de cabeza. Marcella lleva una vida un poco despreocupada y sintiéndose objeto sexual a cada paso, lo que da momentos muy cómicos.

En la sinopsis nos cuentan que Alexis es representante y Marcella actriz y eso es lo que en el libro las llega a unir, ya que la despampanante Marcella necesitará una nueva manager que la lleven a interpretar otra serie de papeles en las que no tenga que rebajarse a la criada latina con minifaldas y escotes, algo más serio, más profesional y que haga que reconozcan su trabajo por su cerebro y no sus piernas. Y entonces es cuando las dos se encuentran con Olivia y su guión de cine basado en su trágica historia de la infancia.

A raíz de ahí todo serán emociones, amores y desamores y muchos, muchísimos, momentos cómicos entre las tres.

En definitiva, con Jugando con chicos te vas a reír y emocionar. No hay dramas, aunque ya sabemos que una de las protas lo llega a pasar muy mal. En cambio hay una complicidad entre las protagonistas en las que el lector también es partícipe y eso deja un buen sabor de boca. Le doy un:

4/5

Este libro lo compré en la Universidad a un precio voluntario, es decir, tú pagas lo que quieres por el libro y el dinero recaudado va a un comedor social. Ese día me compré dos libros y la verdad es que son iniciativas solidarias perfectas para encontrar libros, de segunda o tercera mano pero en buen estado, y para ayudar a los demás. Os recomiendo que os intereséis en vuestros institutos o universidades o donde sea, seguro que hay algo parecido ;)

Y hasta aquí el especial del Día del Libro. Tenía pensado subir también un relato pero la verdad es que está sin acabar, me duele la cabeza y tengo cosas que hacer para mañana. Espero que hayan disfrutado del día, contadme en los comentarios qué eventos en conmemoración al Día del Libro se han realizado en tu ciudad. En mi Universidad hubo una obra de teatro, lecturas, charlas y venta de libros rebajados de diferentes librerías cercanas.

Un besote,
Hasta la próxima :)