Reto: ¡Yo escribo! - Segunda pregunta

2/8/15


¡Hola hola! Bueno, aquí estoy de nuevo con la segunda pregunta del reto ¡Yo escribo! que me está gustando mucho y que os animo a hacer si sois escritores, ya que consiste en responder a unas preguntas en relación a nuestros comienzos en la escritura, nuestro proceso a la hora de escribir, etc.


—Segunda pregunta: ¿Cuál fue tu primera historia? Esa que te empujó a seguir escribiendo. No importa si no está terminada o si es un pequeño relato. Cuéntalo todo, desde la sinopsis hasta dibujos, personajes o fanfictions.

Esta pregunta me hace muchísima ilusión porque recuerdo esa primera historia con muchísimo cariño. Se llama El diario de Dinorah y por aquella época, 2010, fue cuando comencé en Blogger y esta historia tenía su propio blog pero acabé eliminándolo jajajajaja.

Fui una tonta al borrarlo, desde aquí quiero recomendarle a cualquier persona que tenga un blog-novela que no lo borre JAMÁS, en todo caso que lo guarde en privado porque siempre hace mucha ilusión volver a visitar aquel blog, leer esos primeros capítulos y darte cuenta de todo lo que has mejorado, leer los comentarios de tus seguidores (aunque solo fueran tres), etc. Yo me arrepiento de haber borrado aquel blog que se llamaba Grelot.

La historia del nombre de Grelot es curiosa, creo que sin darme cuenta le puse ese nombre a la bilogía, la primera parte fue esa, El diario de Dinorah, y la segunda parte fue La llave de Sophie. Grelot en francés significa cascabel y yo solía llevar siempre mi cascabel al cuello (el que puedes ver en la foto).

Tenía 17 años cuando, después de ver Tomates verdes fritos, decidí hacer una historia que tuviera dos protagonistas amigas como lo eran Idgie y Ruth en Tomates verdes fritos y creé a Dinorah y Naéva que vivían en Canadá, en la zona francesa porque a mí me encanta el francés jajajaja.

Para Dinorah me inspiré muchísimo en la actriz Keri Russell, que creo que es preciosa y perfecta para la Dinorah que tenía en mi mente. Esta actriz hizo de Felicity en la serie de los noventa con el mismo nombre y hace unos años me dio curiosidad y busqué la serie en Internet y para mi sorpresa había muchas coincidencias entre el personaje y Dinorah jajajajaja, una de ellas es que las dos escuchaban a Sarah McLachlan.

Keri Russel. Para mí ella es "la perfecta Dinorah" porque es tal y como me imaginaba a mi personaje.
Esta foto estuvo durante dos años y medio en un slideshow de este blog como cabecera.
Idgie y Ruth en Tomates verdes fritos. La película está basada en un libro del mismo nombre, en el libro eran algo más que amigas pero Dinorah y Naéva solo eran amigas de la infancia.
Y esta es Sarah McLachlan, os la recomiendo si no la conocen, la canción que aparecía en mi novela era Will you remenber me?

RESUMEN DE EL DIARIO DE DINORAH

Dinorah Blanc tiene 22 años, vive sola en casa de sus padres tras la muerte de estos en un accidente de tráfico cuando ella tenía 19. Su mejor amiga de la infancia y también vecina, Naéva se marcha a Nueva York a estudiar Derecho y deja a Dinorah sola, pero ella enseguida se encarga de hacer nuevas amistades, entre ellas, Anaïs que tiene un novio llamado Felipe.

En la pizzería en la que trabaja Dinorah para mantenerse, el día de su vigésimo segundo cumpleaños, conoce a Herman Bonewit. Herman es un hombre atractivo, interesante, maduro... hace que Dinorah comience a sentir interés por él, pero descubre que es un hombre casado y tiene una hija llamada Allison. Así que mientras intenta olvidarse de él, su amiga Anaïs le prepara una excursión al norte de Canadá (la historia transcurre en Montreal) con un amigo de Felipe que vive allí: Joe Stuart. El joven no está casado, ni tiene hijos, es guapísimo y está interesado en Dinorah así que ella se deja llevar y acaba formando una relación con Joe durante el fin de semana que pasan allí.

Pero ella debe volver a trabajar y cuando llega a Montreal, recibe la visita de Joe que había decidido ponerse a estudiar y buscar un trabajo decente si Dinorah lo dejaba quedarse en su casa.

Enamorados, los jóvenes comenzaron a vivir juntos, pero enseguida empezaron las discusiones de pareja, cosas simples y otras no tanto que tenían que ver con Joe conduciendo borracho y siendo arrestado por la policía. Dinorah se hartó y cuando decidió romper con Joe, este la secuestró y la llevó a casa de un familiar del norte donde nadie buscaría a Dinorah.

No os voy a contar lo que ocurre durante ese secuestro, pero Herman vuelve a aparecer en la vida de Dinorah poco después y la historia se encuentra actualmente estancada en ese punto. Sí, después de cinco años sigue inacabada porque me da mucha pereza ponerme a reescribirla jajajaja. Aun así ya sé cómo terminará y sé cómo será esa segunda parte.

RESUMEN DE LA LLAVE DE SOPHIE (CONTINUACIÓN)

La segunda parte trata de Sophie Bonewit, hija de Dinorah y Herman. Sophie no vive con sus padres sino con la mejor amiga de Dinorah y el marido de esta, llamado Léo, que es un detective de homicidios.

A los 17 años Sophie descubre un baúl y para abrirlo necesita una llave, una llave que lleva colgada en el cuello y que su madre le había dado cuando era niña antes de morir. En él descubre el diario de su madre y comienza a investigar la muerte repentina de sus padres gracias a lo que Dinorah había escrito y lo hace con la ayuda de los hijos de Léo que son como sus hermanos y con Emiel, hijo de Anaïs y Felipe. Como antagonista está Allison que odia a su media hermana y hará lo imposible por mantenerla alejada de ella.

Ok. Es un poco trágico lo de la muerte de Dinorah y Herman, pero nada es lo que parece.

 MI CARPETA "NOVELAS"

Esta que se ve ahí de Hannah y el Lobo es un fanart que le hice a mi amiga Kat que también escribe.


JAJAJAJA me encanta lo de Enamorada: Sí, pero no lo sabe xDDDD

Bueno y esto es todo, tengo la historia perfectamente guardada en google drive para no perderla, ¿queréis que la traiga cuando termine con Ojos de Marfil? Comentadme qué tal os ha parecido, si os parece que tiene buena trama, si por el contrario pensáis que es una historia muy simple y que no os llama, dadme vuestras primeras impresiones ;)

Un besito,
Edith.